miércoles, 10 de mayo de 2017

Un toque de Dios

Un toque de Dios

Un toque de Dios cambia las cosas.


Un cierta ocasión el Señor Jesús llegó a una sinagoga a enseñar (la enseñanza fue parte esencial de su ministerio). Debemos tener presente que a la sinagoga sólo ingresaban personas judías y gentiles convertidos al judaísmo…


Lucas 13:11-13 “Y he aquí, había una mujer que tenía un espíritu de enfermedad hacía dieciocho años, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar. Y cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad. Y puso sus manos sobre ella; y luego se enderezó, y glorificaba a Dios”.

En esa sinagoga había una mujer encorvada, concluimos que era judía y estaba allí participando del culto al Señor. En ese tiempo habían muchas sinagogas, pero la diferencia aquí era el mismo Señor Jesucristo estaba allí y su presencia transforma todas las cosas.

La Biblia nos enseña que el Señor Jesús sanó a aquella mujer, con su poder la hizo libre de aquella aflicción que por años la había atormentado. Sólo un toque de Jesús transformó la vida de aquella mujer; por eso exponernos a la presencia de Dios transforma todo nuestro ser.   
El Señor Jesucristo sigue siendo el mismo, él quiere tocarte, restaurar y transformar tu vida. Tal vez haya dificultades, pero Dios tiene el poder para levantarte y sacarte en victoria. Adora en el poder del Espíritu al Señor y él extenderá su gloria sobre ti y sobre toda tu casa.

Por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "DIOS FORTALECE MI VIDA"



 Un toque de Dios.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario