viernes, 9 de marzo de 2018

La palabra de Dios siempre prevalecerá

La palabra de Dios siempre prevalecerá.
La palabra de Dios siempre prevalecerá.

El mensaje de Dios tiene enemigos, pero siempre habrá victoria en Cristo. 1 Tesalonicenses 2:13-16

“Sin cesar damos gracias a Dios por vosotros… y por la manera en que recibisteis la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes… habéis padecido por vuestra fe en Cristo Jesús, pues de los vuestros os persiguen y se oponen”.

El apóstol agradece a Dios por la manera en que los tesalonicenses recibieron la palabra, ya que el mensaje que llevaron es la palabra de Dios, y no de hombres, y esa naturaleza divina de la palabra es la que actúa con poder en la vida del creyente...





La palabra de Dios siempre prevalecerá: 

La palabra “actúa” se traduce del término griego “energeo” que además significa:

a) producir,
b) Trabajar en,
c) Hacer funcionar,
d) Otorgar habilidad para hacer algo.   

La iglesia de Tesalónica experimentó la misma oposición y persecución de los suyos, como las iglesias de Judea eran perseguidas por los mismos judíos. De manera contundente Pablo señala a éstos (los judíos que se oponían) como “los que mataron al Señor Jesús, a sus profetas” además expulsaron a Pablo y sus compañeros de misión.

Con su conducta quienes se oponen desagradan a Dios, y terminan siendo obstáculo a todos los hombres, pues estorban o impiden llevar el evangelio de salvación a los seres humanos que tanto lo necesitan. Con su resistencia y celo religioso hacen venir sobre ellos juicio de Dios. A pesar de todo eso, Dios sigue adelante con su plan salvador llegando a todo corazón dispuesto.           

El sincero amor por la obra de Dios enfrentará obstáculos, pero la final el Señor nos da la victoria (1 Tesalonicenses 2:17-20).

El apóstol Pablo explica ahora su ausencia en la iglesia de Tesalónica, ausencia involuntaria. Pablo con palabras intensas evidencia su profundo anhelo de estar con ellos, pero evidencia la obra de las tinieblas estorbando la extensión del reino de Dios, cuando dice: “pero Satanás nos estorbó”. La frase anterior dice “una y otra vez” queriendo decir que repetidamente quiso ir a Tesalónica pero no pudo hacerlo por la oposición del diablo::

1) Tal vez estuvo enfermo, como que le ocurrió en otros momentos de su ministerio.
2) Quizá en Atenas contó con oposición y no podía movilizarse con facilidad.
3) Los enemigos en Tesalónica estarían a la expectativa de su llegada para atacarlo. Etc.

El apóstol confiaba plenamente en el poder y soberanía de Dios, de igual manera era un hombre sabio y no tenía en poco los ataques del reino de las tinieblas, pues debía pensar no sólo en la iglesia de Tesalónica, sino en todas las demás iglesias, y las que con la ayuda de Dios tenía que fundar todavía.

El plan de Dios con cada uno es maravilloso, y por eso sus ojos están sobre sus hijos, él no los desamparará ni los abandonará, poderoso es para cumplir sus planes por encima de la oposición de las tinieblas.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.





Te invitamos a leer el devocional: "CON CRISTO VENCEREMOS" 

. 
        

No hay comentarios.:

Publicar un comentario