martes, 6 de marzo de 2018

Dios sigue siendo fiel

Dios sigue siendo fiel.
Cuando nuestra vida se encuentra en el camino con dificultades y obstáculos debemos tomar decisiones acertadas, y la mejor es sin duda buscar al Señor Jesús y fortalecernos en su poder. Es necesario confiar en Dios y creer que él con su poder y amor se encarga de lo que no podemos hacer, Jesús sigue haciendo milagros…    
Dios sigue siendo fiel. 
   
Nos dice la Biblia en Génesis 1:2-3 “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu Santo de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo el Señor Dios: Sea la luz; y fue la luz”.

Al observar con detalle las condiciones de la tierra según el pasaje anterior, podemos ver por lo menos tres cosas: un desorden, un vacío y las tinieblas. 

La verdad es que en ciertas situaciones de la vida parece que esa también fuera nuestra condición, pues debido a las crisis, o por decisiones equivocadas la familia y la economía sufren el caos; la desobediencia genera un vacío, además los poderes de las tinieblas vienen contra nuestro corazón.  



Es muy importante ver que a continuación nos dice el texto bíblico: “el Espíritu de Dios se movía”; entonces el Señor no abandonó su creación, su presencia misma estaba allí y no estaba inactivo. La frase “se movía” se traduce de la palabra hebrea “rakjáf” que además significa: empollar, revolotear.

Vemos pues que cuando a veces decimos: “no hay nada que hacer, todo está muy mal” o “es imposible restaurar”, el Señor dice lo contrario y él está preparando las cosas para manifestar su gloria. Él estaba allí en Génesis cubriendo con sus alas, organizando pues haría una maravillosa obra: una tierra hermosa y ordenada, pues sería la casa para su nueva creación: el ser humano.

(Te invitamos a adquirir gratis nuestro libro aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS).

Luego dijo Dios habló: “y dijo Dios”, ahora sale de su boca Su palabra, es esa Palabra poderosa, que transforma, restaura y ordena lo que está dañado y desordenado en nuestra vida. Su palabra corrige e ilumina nuestro corazón, su palabra nos alimenta y edifica.  

Y por último vemos que aparece la luz. Luz que nos recuerda que el Señor Jesús dijo: “yo soy la luz del mundo”, es su luz la que necesitamos en nuestra vida, y ante ésta poderosa luz las tinieblas retroceden, es Jesús la luz que resplandeció para salvación de la humanidad.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer el devocional: "CON CRISTO VENCEREMOS" 

. 



Dev 003 agt 20-12 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario