viernes, 23 de marzo de 2018

Es mejor hacer la voluntad de Dios

Es mejor hacer la voluntad de Dios.
Sin duda es una honra escuchar a Dios, y es satisfactorio saber que él habla y sigue hablando a su pueblo. El Espíritu de Dios ha venido a vivir en cada hijo de Dios y a través de su testimonio da a conocer la voluntad divina, y su consejo es percibido en nuestro ser interior, y esto es sin duda una razón de gozo…

Es mejor hacer la voluntad de Dios

Nos dice la Biblia en Jonás 1:1-3 “Vino palabra de Jehová a Jonás… diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella… y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová Dios a Tarsis… pagando su pasaje”

Por lo general cuando Dios nos delega un privilegio experimentamos una gran alegría en nuestro corazón, y por supuesto nos dirigimos con diligencia a hacer lo que el Señor nos ha confiado. Otras veces nuestra respuesta puede ser como la del profeta Jonás, es decir huir. ¿Por qué a veces se huye del llamado de Dios?

Podemos pensar en cosas como:
a) Tal vez lo que oímos del Señor no es agradable  a nuestro egoísta corazón.
b) A lo mejor lo que el Señor nos delega no responde a nuestras “personales” expectativas.
c) Puede ser que resentimientos y complejos del pasado se levantan e impiden el avance.
d) Quizá sean los temores a los resultados.
e) A lo mejor sean los fracasos del pasado.  

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS



Es muy interesante ver que el versículo tres nos enseña diciendo: “pagando su pasaje”, aquel viaje era muy largo y por tanto fue costoso, asunto que nos enseña el alto costo que hay que pagar cuando no hacemos la voluntad de Dios, vemos además que hasta los que nos rodean sufren algunas pérdidas (como les sucedió a los marineros que iban con Jonás en aquel barco).

El objetivo del profeta Jonás era “irse lejos de la presencia de Dios”, él pensó que podía huir de la presencia del Señor. Es lo mismo que sigue sucediendo hoy por lo general, es decir conocemos muchas cosas del Señor y de su palabra, lamentablemente nuestro ego y duro corazón terminan llevándonos por nuestro camino.  
     
La historia de Jonás nos recuerda que cuando el Señor habla, debemos obedecer sin cuestionamientos. Dios va delante de su pueblo, y proveerá todo lo necesario. Cuando obedecemos al Señor todo es bendición y el Señor es honrado.

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invitamos a leer el devocional: "DIOS HACE OBRAS MARAVILLOSAS" 

. 


Dev 005 sep 20-12 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario