viernes, 24 de febrero de 2017

La provisión divina

La provisión divina

La provisión divina (maná).

El maná fue aquella provisión maravillosa que Dios envió sobre Israel mientras caminaba por el desierto, es sin duda uno de los milagros significativos en la Biblia y que nos recuerda que el Señor es el perfecto y poderoso proveedor para sus hijos... 

Tristemente este milagro nace no como una respuesta del Señor al clamor de su pueblo, ni fue resultado de la adoración, más bien nos dice la Biblia que “Israel murmuró”.

Vemos pues que aunque el Señor mismo iba delante de ellos, fue su protector e hizo grandes prodigios, los israelitas no respondieron con gratitud, ni fe, más bien ellos manifiestan su inconformidad a través de la queja y la murmuración ante la voluntad del Señor. Es fundamental evitar la murmuración, pues el Señor siempre sabe lo que hace, cuando y como, él sabe muy bien a dónde nos lleva.

Aunque el panorama sea desierto y difícil, nuestro corazón debe mantener las promesas de Dios presentes, pues su palabra no pasará, él no miente y como lo ha dicho así será. Ya que Dios es fiel nuestro corazón puede confiar plenamente en él. 




Dios es nuestro proveedor por excelencia. Éxodo 16:33-35 "Y dijo Moisés a Aarón: Toma una vasija y pon en ella un gomer de maná, y ponlo delante de Jehová, para que sea guardado para vuestros descendientes. Y Aarón lo puso delante del Testimonio para guardarlo, como Jehová le mando a Moisés. Así comieron los hijos de Israel maná por cuarenta años, hasta que llegaron a tierra habitada; maná comieron hasta que llegaron a los límites de la tierra de Canaán".

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.


La provisión divina es segura en Cristo.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario