jueves, 26 de abril de 2018

Las obras dan razón de tu fe

Las obras dan razón de tu fe
La fe sin obras es muerta (Santiago 2:14-20). “Hermanos míos ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?... la fe sin obras es muerta en sí misma”... 


Debemos tener presente que Santiago no está refutando o contradiciendo la justificación enseñada por el apóstol Pablo. Ambos usan los términos “obras y justificación” en sentidos diferentes. Veamos:    

Si alguno dice que tiene fe, pero no tiene obras, es una fe falsa y estéril, es una fe que no se corresponde con la nueva vida que Cristo otorga al nacido de nuevo. Las obras de fe y amor ponen en evidencia la naturaleza de Cristo en la persona que se ha convertido al Señor en realidad.

Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS
  
Así como no aprovecha en nada desearle lo mejor al necesitado sólo con palabras, no aprovecha en el ser humano la fe sin obras. La verdadera fe es activa. No se habla de la fe que lleva a la persona a la salvación, sino de la fe que ha nacido en el corazón del nuevo cristiano.

Santiago utiliza la expresión “también los demonios creen y tiemblan” mostrando así que el simple creer en Dios no hace salvo a nadie ni es evidencia de una corazón transformado. 

La persona debe rendir su vida realmente a Jesucristo, nacer de nuevo y esto producirá un estilo de vida consecuente con el Cristo que vive en aquella persona.


Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invitamos a leer el devocional:   



.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario