El miedo impide avanzar

El miedo impide avanzar
(El miedo impide avanzar). Los obstáculos forman parte del camino, pero en todos ellos nos ayudará siempre el Señor. El poder de nuestro Dios siempre será más grande… 

  
El miedo impide avanzar en el plan de Dios.  

Marcos 16:5-8 “Y cuando entraron en el sepulcro, vieron a un joven sentado al lado derecho, cubierto de una larga ropa blanca, y se espantaron. Más él les dijo: No os asustéis… Jesús nazareno ha resucitado… Id decid a sus discípulos… Y ellas se fueron huyendo del sepulcro, porque les había tomado temblor y espanto; ni decían nada a nadie, porque tenían miedo”.   

La palabra de Dios nos enseña que María Magdalena, María madre de Jacobo, y Salomé, fueron al sepulcro de Jesús y al llegar hallaron que habían removido la piedra del sepulcro, cosa que había hecho el poderos ángel de Dios.   

1) En primer lugar el versículo cinco nos enseña que el joven que vieron las mujeres era un ángel de Dios, al verlo ellas se espantaron, pero él les dijo: “No os asustéis”, otra versión dice “No tengáis miedo”, con frecuencia lo sobrenatural nos asusta y genera temor, por cuanto no vivimos con frecuencia esa realidad.     

El ángel de Dios les da testimonio de que Cristo ha resucitado. El Señor lo dijo muchas veces, también fue parte de sus enseñanzas en privado y en público, pero ellas no podían asimilar lo que estaba pasando. Con frecuencia lo que el Señor hace (aunque ya nos lo haya dicho) impresiona nuestro corazón con fuerza y provoca no sólo admiración sino hasta temor.   



2) En segundo lugar podemos ver según el versículo siete, que el ángel encomienda a las mujeres ir a Galilea buscando a los discípulos del Señor para informarles lo que ellas han visto.

Sin embargo, en el versículo ocho se nos dice que ellas llenas de temblor y espanto, no dijeron nada a nadie, ni siquiera a los discípulos, porque el miedo estaba gobernando sus corazones.      

3) En tercer lugar podemos concluir que las mujeres por el miedo que tenían no hicieron lo que el ángel les mandó. Como nos enseña el libro de Proverbios, que el miedo pone lazo, el miedo ata e impide a la personas avanzar hacia el propósito de Dios, el miedo impide a la persona cumplir con aquello que Dios ha planeado para su vida.  

A la luz de la Escritura fueron muchos, por no decir todos, los hombres de Dios que tuvieron que luchar y enfrentar sus miedos, y con la ayuda de Dios lograron vencer sus temores y avanzar hacia el plan del Señor para sus vidas, por eso con frecuencia vemos a Dios diciendo a sus siervos: “No temas, he aquí yo estoy contigo” “No desmayes, yo soy tu Dios, siempre te ayudaré”. Dios está contigo y te ayuda. 

Te invitamos a leer:    




Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 


Devocionales cortos cristianos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario