jueves, 30 de marzo de 2017

Entrega a Dios tu corazón

Entrega a Dios tu corazón

Entrega a Dios todo tu corazón.


La historia nos enseña que por lo general cuando un rey iba de visita a otro rey le llevaba regalos especiales y de gran valor. Por ejemplo la Biblia nos dice que la reina de Saba llevó muchos regalos al rey Salomón…

También cuando los sabios de Oriente visitaron a Jesús siendo un bebe le llevaron incienso, mirra y oro; y en el libro de Apocalipsis los ancianos ponen a disposición del Rey sus coronas delante de él en adoración. Cómo debemos ir ante la presencia de Dios?  

Veamos el caso de la mujer pecadora, Lucas 7:37-38 “Y he aquí, una mujer de la ciudad que era pecadora, cuando supo que Jesús estaba a la mesa en casa del fariseo, trajo un frasco de alabastro con ungüento, y estando detrás de Él a sus pies, llorando, comenzó a regar sus pies con lágrimas, y los enjugaba con los cabellos de su cabeza; y besaba sus pies, y los ungía con el perfume”.

La mujer que entró en la presencia de Jesús era una pecadora, por tanto era rechazada por la comunidad judía, era ignorada, seguramente su corazón estaba hecho pedazos y por supuesto con unos niveles de culpabilidad muy altos, pero ella entró a adorar al Rey Jesucristo nuesro Señor

Y de su presencia salió justificada, por el Señor aceptada y honrada, esto es el resultado de buscar a Dios con un corazón manso y humilde, por eso debemos acercarnos al Señor, y entregarle el más grande tesoro que él espera: tu corazón.

Jesús dijo que en un sólo mandamiento se resume toda la ley: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tu mente y con todas tus fuerzas" además de amar al prójimo como a ti mismo. Cuando rendimos nuestro corazón a Dios nuestra perspectiva de vida cambia completamente, el Señor mismo nos permite ver las maravillas de su poder.   

Por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "DIOS PELEA POR MÍ". 



Entrega a Dios tu corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario