Dios nos libra del mal - Devocionales cristianos cortos

Devocionales cristianos cortos: Dios nos libra del mal
Devocionales cristianos cortos
Devocionales cristianos cortos: Dios nos libra del mal. David se hallaba afligido en el pozo de la desesperación, según nos dice el salmo 40:2, pero Dios lo liberó de allí. ¿Qué es el pozo de la desesperación? A primera vista nos habla de aflicción, angustia, opresión espiritual... 

Adquiere libros hasta con el 90% de descuento:

.


Dios nos libra del mal: 

Salmo 40:2 “Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos”.  

Sin embargo es muy importante que consideremos el significado de la expresión: “pozo de la desesperación” desde los términos hebreos bíblicos. El término “pozo” se traduce de la palabra hebrea “bor” que además significa: hoyo, también se usa como cisterna o prisión. También significa: cárcel, mazmorra, sepulcro.

Ahora el término “desesperación” se traduce de la palabra hebrea “shaón” que además quiere decir: rugido, destrucción, ruido, murmullo.

Vemos entonces que es un tiempo o escenario en donde el enemigo aflige a David murmurando o susurrando en sus oídos frases como: “nadie te quiere ayudar”, “estas solo”, “te van a traicionar”, “de aquí a poco vas a morir”, “mejor quítate la vida, para que vivir de esta modo”, “Dios te abandonó”, y muchas otras mentiras.

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana, aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO). 

La desesperación es la pérdida de la esperanza; entonces el diablo aprovecha estas circunstancias difíciles para venir a robar la esperanza del corazón de la persona.

Este pozo de la desesperación donde se hallaba espiritualmente David tuvo como origen la acumulación de muchas preocupaciones, stress, ansiedad y temor ante la persecución del rey Saúl y su ejército.

Por eso podemos concluir que David no podía dormir bien, tampoco se alimentaba adecuadamente, la angustia afligía su corazón cada día. En el reino espiritual él estaba dentro de un pozo donde vivía ansioso y sin paz, esa desesperación se hacía evidente en su rostro y vida natural y normal.  

En el pasaje de hoy podemos ver además que David habla también del “lodo cenagoso”, este es el barro que se asienta en el fondo de aguas estancadas o terrenos muy húmedos. 

Y desde el punto de vista natural cuando una persona cae en ese lodo, su caminar se hace más lento y difícil, incluso puede aparecer el cansancio deseando la persona no avanzar más, sino darse por vencido, y quedarse allí estancado. Hablamos de un escenario en el que la persona queda atrapada e impide el avance. 

El Señor sacó a David de allí, Dios lo levantó y lo puso sobre peña (una peña es una gran roca) y no sólo lo levantó y lo puso en alto, sino que enderezó su camino. Entonces Dios no sólo lo liberó y lo bendijo, sino que le enseñó para no volver a caer allí. El Señor socorre a sus hijos y los levanta en victoria.  

Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.

Conoce los productos más vendidos en Amazon: 




Te invitamos a leer: Dios nos cuida siempre

.
  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario