viernes, 10 de agosto de 2018

La verdad de Dios está por encima de toda mentira.


La verdad de Dios está por encima de toda mentira.
La verdad de Dios permanece por encima de toda mentira. 2 Timoteo 2:14-19.

“Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes” 2 Timoteo 2:14.  

Pablo nos recuerda que las discusiones sobre temas de poca importancia son una pérdida de tiempo, y más bien esto afecta a los que escuchan. Más bien Timoteo debe enfocarse en la correcta enseñanza de la palabra de Dios (versículo quince)... 


Para Pablo es muy importante que el siervo de Dios use bien la palabra de verdad. Expresión que desde el idioma griego usado aquí, indica trazar bien la exposición de la palabra de Dios. Es decir explicar correctamente lo que el texto bíblico quiere decir, esto evita no sólo las malas interpretaciones de la Escritura, sino el nacimiento de herejías.

Por eso inmediatamente el apóstol cita el ejemplo de Himeneo y Fileto. Estas personas se desviaron de la verdad y enseñaban que la resurrección ya se había efectuado, trastornando así la fe de algunos. Entonces no sólo se habían desviado ellos, sino que estaban provocando la confusión en otros.     

La expresión del versículo diecinueve nos enseña dos cosas: aunque el enemigo quiera confundir, la verdad y la iglesia del Señor permanecen firmes; y aquel que ha nacido en Cristo tendrá como señal el apartarse de iniquidad.   

(Te invitamos a adquirir gratis el libro cristiano de ésta semana. En éste libro basado completamente en la palabra de Dios encontrarás temas de edificación y fortaleza espiritual. Adquiere este libro sin costo alguno aquí en: GRATIS LIBRO CRISTIANO).     

La palabra de Dios requiere disposición de corazón. 2 Timoteo 2:20-26.

Pablo destaca ahora la importancia de disponer el corazón para la obra de Dios, y utiliza los utensilios de la casa para enseñarnos. Los diferentes materiales son usados para propósitos diversos, algunos más vistosos que otros. Aunque para otros los siervos de Dios no sean tan importantes, el Señor nos recuerda el alto valor de su servicio. 

Debe evitar Timoteo, y por supuesto todo hijo de Dios, conductas como las de Himeneo y Fileto, para ser instrumentos dispuestos en las manos del Señor. Las palabras de Pablo a Timoteo nos recuerdan la importancia de seguir lo que a Dios agrada y con aquellos que buscan agradarle a él.

El líder cristiano y todo aquel que enseña la palabra de Dios es llamado a ser ejemplo con su estilo de vida. Su carácter debe mostrar el fruto evidente del Espíritu Santo, aspecto fundamental para enseñar la palabra de Dios con autoridad y amor, aun con mansedumbre con aquellos que se oponen, pues tal vez Dios les conceda que se arrepientan, y sean libres del cautiverio demoníaco.   




Escrito por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: 

.   

No hay comentarios.:

Publicar un comentario